En un partido decisivo para la sobrevivencia del Barca en la UEFA Champions League, Messi, el pequeño Messi, hizo lo que sabe. Gambetó rivales, tiró una pared corta con Henry y luego definió como el crack que es. Abajo, de zurda, despacito. Golazo. Enjoy.

Anuncios