River Plate sufría contra Arsenal. Y entró el Muñeco Gallardo. Y el “Muñe” no sólo brilló. Encandiló sería la mejor palabra. Con un golazo (sombrero al arquero) le dio la ventaja parcial a su equipo y luego liquidaría todo con un sutil toque para el 3-1 final. Abajo, el clip con el resumen del partido.

Anuncios